Mi experiencia

He tenido la oportunidad de realizar talleres de parentalidad positiva en centros penitenciarios y la experiencia ha sido muy enriquecedora. Me di cuenta que los objetivos que nos habíamos propuesto, aumentar la conciencia del  rol de padre/madre y conectar con las necesidades de los hijos, no sólo lo conseguíamos sino que les despertaba un montón de inquietudes más. Así que este trabajo me llevó a pensar porqué no trasladar esta experiencia fuera del ámbito penitenciario también y acompañar así a otras familias que lo puedan necesitar!

 

Aquí os dejo algunas historias de vida que quizás os puedan gustar.